Páginas vistas en total

lunes, 19 de abril de 2010

Trate de revolucionar y morí en el intento

Las situaciones dificiles prueban el caracter de las personas, solo en el momento en que el oro es pasado por el fuego es cuando las impurezas salen, seguir adelante es muchas veces dificil, pero por Dios que vale la pena cuando tienes una causa por la cual vivir, y solo cuando estas dispuesto a vivir por una causa es que estas dispuesto a morir por ella.Me quitaron un titulo, pero no pueden quitarme la pasión, me quitan un puesto, pero no el lugar en el corazón de las personas que Dios me permitio ayudar, el camino es angosto, pero ese es el camino correcto, hacer lo correcto a pesar de... esa es la realidad de un Héroe. Tengo una causa justa por la cual vivir, nada puede quebrar mi voluntad, la pasión por ver jóvenes acercarse a Jesús me mueve, es mi combustible, mi relación con el me enseña a tocar su corazon, ¡estoy viviendo la máxima aventura de mi vida y nada ni nadie podrá evitar que la disfrute!
Sigamos adelante, Dios puede hacer unas hermosas flores en unas horribles manchas, el es quien pone hermosas rosas entre las espinas mas punzantes, ¡la revolución continua en el nombre de Jesús!


Bueno, esto lo escribí hace algún tiempo, trabajaba como líder de jóvenes en mi iglesia local, por algunos errorcillos que cometí me relevaron del cargo, no me dolió dejar el liderazgo, sin embargo no niego que me afecto la cantidad de mocos y lagrimas depositados en mi camisa por los jóvenes. Recuerdo haber escuchado a un joven recién llegado a la Igle del cual yo era amigo diciéndole al pastor: "¿Por que quita a papi?, ya se, quiere rayarse con nosotros en Playas del coco y como el lo impedía lo quito verdad" .
Fuera del dramatismo de esta situación que narre, cabe decir que no es mi intención decir esto para defenderme o para decir si lo que hizo el Pastor estuvo bien o estuvo mal, como decía un tipo del que leí:"De nada tengo mala conciencia, no por eso soy justificado".Quiero decir que menciono esto porque en la entrada inicial dije que la revolución continuaba, sin embargo no hice gran cosa para apoyar a los muchachos que había afectado en el campamento previo a mi relevo del liderazgo, quise hacer las cosas "bien", como lo dice la iglesia. No me pusieron en disciplina, al parecer no había razón ya que no estaba en una situación de pecado sexual o algo así, creo que el problema era que se me olvido decirle al nuevo Pastor que en los cultos de jóvenes se hacían dinámicas y actividades diferentes a la predicación expositiva, tal vez no fue por eso, el asunto es que tengo el peso en la conciencia de no haber sido mas amigo de los muchachos, y haberlos dejado ir...se lo del libre albedrío, pero son cosas que uno no deja de pensar, algunos me decían que ya no eran mi responsabilidad, que si los lideres habían tomado la decisión estaba en las manos de ellos cuidar de esos y jóvenes, que yo estaba exento de responsabilidad...no se porque esas respuestas baratas nunca me satisficieron lo suficiente...¿Que piensan?

Facebook Twitter Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | coupon codes