Páginas vistas en total

lunes, 2 de enero de 2017

Un modelo de oración contestada

Daniel 9:18 Inclina, oh Dios mío, tu oído, y oye; abre tus ojos, y mira nuestras desolaciones, y la ciudad sobre la cual es invocado tu nombre; porque no elevamos nuestros ruegos ante ti confiados en nuestras justicias, sino en tus muchas misericordias.
19 Oye, Señor; oh Señor, perdona; presta oído, Señor, y hazlo; no tardes, por amor de ti mismo, Dios mío; porque tu nombre es invocado sobre tu ciudad y sobre tu pueblo.
Esto es un modelo de oración contestada por Dios, no basada en exigencias, por amor a el mismo y fiel a sus promesas, la dejo aquí por si te sirve para que dejes de exigir a Dios y comprendas que el bien que nos hace no es por comprar sus favores sino por sus muchas misericordias, no merecemos nada, un cambio de pensamiento puede traer resultados revolucionarios

0 comentarios:

Facebook Twitter Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | coupon codes